La importancia de la oración matutina

Uno de los eventos que nos llena de alegría es despertar cada mañana y sentir que seguimos vivos. Es en ese momento que debemos agradecer al universo por permitirnos continuar de cuerpo y alma en el mundo. Es en ese instante de nuestra existencia donde la oración para empezar el día, nos suministra la fuerza necesaria para emprender el reto de vivir un día más, en la compañía del creador.

Muchos que no conocen la fuerza de la oración matutina, plantean que se puede orar a cualquier hora y en cualquier lugar. Pero para los creyentes, la oración para empezar el día, es la verdadera conversación con el Dios creador, purifica el alma, libera toxinas, acumula la gracia y el inmenso amor de Dios, nos florece la sonrisa y no lleva a amar a los semejantes como Dios nos ama. Son muchos los cristianos a lo largo de la historia que han testificado y demostrado que la oración para empezar el día, es el combustible del espíritu, las alas del alma y la productora de miles de milagros. Cuando despunta el amanecer, los canales de comunicación con Dios están libres y limpios, nuestro ser no se ha intoxicado con el mundo banal que nos corresponde vivir.

Todos los profetas que han existido en la historia del mundo han practicado la oración para empezar el día, sus enseñanzas han quedado en muchos escritos y la sagrada biblia enseña que la oración matutina es el camino ideal para lograr todo los propósitos para lo que estamos diseñados. Son muchos los cristianos a lo largo de la historia que han testificado de la importancia de la oración matutina, y creo que todo cristiano entiende que debe empezar sus mañanas buscando el rostro de Dios, conociéndolo en Su Palabra, derramando su corazón a Él en oración.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *